Envío Gratuito a Península por compras superiores a 45€

Carrito de compras

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

CANDIDIASIS Y VAGINOSIS

TEST DE ENERGÍA Y DEFENSAS

¿Cansado, fatigado, defensas bajas?

CANDIDIASIS Y VAGINOSIS

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN?

A menudo nos da un poco de vergüenza hablar de las afecciones que tienen que ver con nuestra zona íntima. Sin embargo, como cualquier tema relacionado con la salud, la prevención y el actuar a tiempo es muy importante para solucionar antes el problema.

Unas de las más comunes son la candidiasis y la vaginosis. Lo primero que te tengo que decir es que no tienen nada que ver. La candidiasis es una infección por hongos y la vaginosis es bacteriana. Y los síntomas son también muy distintos: la candidiasis suele ocasionar un flujo vaginal blanquecino, más abundante y espeso de lo normal, y la vaginosis suele dar lugar a un flujo de un color grisáceo y con un olor fuerte que nos recuerda al pescado.

¿Y por qué aparecen? Pues hay montones de causas. Por ejemplo, la edad puede influir, especialmente en la época de la menopausia. También puede aparecer por unos malos hábitos alimenticios, el estrés... Otros motivos son más localizados en la zona íntima, como son un exceso de higiene que elimina las defensas de la zona o el uso de tampones.

La aparición de la candidiasis y la vaginosis también se relaciona con el consumo de medicamentos que desequilibran nuestra flora íntima. En estos casos, los probióticos especialmente seleccionados como el Lactobacillus Crispatus... y combinados con vitaminas, como la Vitamina B2, pueden ser recomendables para ayudar a reestablecer el equilibrio en esta zona.

Finalmente, ya sabes que lo ideal es siempre prevenir. Utiliza jabón íntimo específico una vez al día, braguitas de algodón o transpirables, prendas que sean holgadas y, en verano, procura que tu bañador esté siempre seco.

Ahora, hazlo por ti.